© 2017-2018 Ediciones Zero.

¡Feliz día del libro!

April 23, 2018

 

Hoy, 23 de abril celebramos el día de libro. Afortunadamente, en nuestro país es una de esas celebraciones que suelen aprovecharse muy bien, pues se incentiva la compra de libros y se realizan diversos eventos y panoramas que invitan al acercamiento con la cultura y las artes.

La decisión de elegir este día para celebrar al libro nace de la conmemoración del fallecimiento en dicha fecha, de Cervantes, Shakespeare, e Inca Garcilaso de la Vega, así como del nacimiento de Maurice Druon y Vladimir Nabokov , entre otros. Todos eminentes escritores que han marcado la historia de la literatura. Por esta razón, la Conferencia General de la UNESCO decidió hacerles un homenaje haciendo de esta fecha el día de la celebración del libro.

 

A pesar de que para muchos las manifestaciones de este día pueden pasar inadvertidas, quienes están relacionados con la lectura y las artes sabrán que cada año las librerías y puntos culturales se preparan con distintas actividades para aprovechar de incentivar a la gente a acercarse al rubro. Lecturas, venta de libros, descuentos y charlas, entre otras, son algunas de las actividades e incentivos que se realizan años a año. Si bien es cierto que la cultura no recibe el apoyo ni la valorización suficiente a nivel nacional, cada librería y punto cultural se manifiesta por su cuenta para hacer estas actividades que, más que una oportunidad, son un paso más para fomentar la lectura, la cultura y las artes.

 

Este año es el primero de Ediciones Zero en su rubro, y como parte de él no hemos querido estar fuera de esta conmemoración que nos compete. Ediciones Zero posee un catálogo riesgoso, pues es pionero, y tanto sus colecciones como sus autores y su público destinatario serán «puestos a prueba» por primera vez este año. Pero detrás de toda nuestra manifestación existe un propósito que no se aleja en absoluto del fomento a la lectura, y que justifica el riesgo de hacer este tipo de editorial: crear la cultura y el hábito de hacer, escribir y leer libros sobre animé.

 

Todos los fanáticos de la «japoanimación» sabemos que podemos disfrutar de nuestro hobbie de diversas maneras: viendo series, escuchando los soundtracks, comprando merchandising, asistiendo a eventos…pero eso no es suficiente cuando miramos a nuestro alrededor y seguimos viendo ignorancia y prejuicio respecto al tema. ¿Cómo acabar con estas ideas? ¿Cómo defender las bases y subtextos del manganimé? ¿Cómo explicarnos a nosotros mismos lo que consumimos y porqué nos gusta tanto? La época en que veíamos la series con total libertad ya se terminó. Muchos de los que crecimos con estas series mantenemos nuestro fanatismo, y las series de manga y animé continúan produciéndose y llegando a nuestro país a las nuevas generaciones, quienes pueden respaldarse en la enorme cantidad de información que circula por internet. Pero no es suficiente, porque parte del fanatismo continúa inexplicable y todo el trasfondo oriental de estos géneros siguen sin ser del todo comprendido en nuestro continente. Es tiempo de terminar con esa ignorancia y hacer de nosotros mismos un puente de conocimiento, sabiduría y conexión intercultural.

 

Hace unos meses atrás publicamos en el blog una nota sobre porqué escribir acerca de animé y cultura pop en general. Parte de las justificaciones de nuestra línea editorial se encuentran también ahí; en un afán de formalizar, validar y divulgar aquello de lo que vivimos día a día. Hacer comprender a nuestra sociedad que la llamada cultura pop es tan válida como la alta cultura.

En el caso del manga y el animé se suma la influencia de la cultura japonesa y oriental, la cual se sigue insertando cada vez más en nuestro continente, sin ser comprendida. En sus charlas sobre animé y cultura japonesa, el historiador y profesor de historia, Paulo Delgado, ha indicado elementos propios de la idiosincrasia nipona y oriental en series como Dragon Ball, Saint Seiya e incluso, Pokémon. La cultura del arroz, el sintoísmo, la visión de la vida y la muerte, la importancia de los fallecidos, y la influencia de los dioses, entre otros, son algunos aspectos de esta cultura que hemos visto desde nuestra niñez en las series, sin comprender el valor que poseen en su país de origen.

 

Estos detalles son parte de lo que queremos tratar como editorial: generar un punto de conocimiento, divulgación y también amparo a todo el arte que ha nacido del «manganimé»: tesis, información, fanfictions, fanarts, etc. Queremos dar a este género que ya forma parte de la cultura pop de nuestro país, un espacio de validez y formalidad.

No es algo fácil de cumplir. Hasta ahora, poco material se ha hecho al respecto en nuestro país, pero creemos que vale la pena hacerlo en cuanto el manga, y especialmente el animé, forman parte de nuestra cultura y han sido una de las mayores influencias para muchos jóvenes desde la generación de 1990 en adelante.

 

Ediciones Zero se incorpora al mundo de los libros, de la cultura, de las artes y de la cultura pop, e invita a todos a conocer nuestro proyecto y los productos que esperamos lanzar para ver si podemos lograr nuestro propósito.

 

¡Feliz día del libro, 2018!

 

 

 

Ediciones Zero

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

January 29, 2018

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square